miércoles, 29 de agosto de 2007

Tres empanadas...

Nooooo, acabo de descubrir algo!!!!!!!!

A ver si me siguen... Recuerdan el antiguo alfajor Guaymallen??? Ese tan rico, mucho más que el reloaded, que tenía tapitas de diferente color y sabor...

Bueno, estaba yo degustando un alfafor Grandote (doble sabor, no triple) que había quedado de mi viaje por Córdoba, cuando de repente mi mirada se posó en la deliciosa golosina...

Y qué veo??????

Sí, veo a mi viejo Guaymallen y sus tapitas desiguales...
Un sinfín de imágenes emergieron para decorar la oficina; la escuela, mi infancia, mis amigos, los recreos, la merienda, el kiosco de Popeye y Olivia en el patio del colegio...
Luego llegó el momento de mi adolescencia, la rebeldía, la mendicidad, todo para poder comprar ese bendito alfajor... o si no, como sueño hecho realidad sumar 60 centavos roñosos para el sanguchón.

Qué garronera de porquería fui... Intimando a los niños de la primaria a los cuales los padres siempre les dan dinero...

Qué miseria...

Tres empanadas...


Más abajo aparecerá el video que ilustre este post... Soy tan inútil que no lo pude poner acá... Ahhh, y en lugar de "empanadas" puse "emanadas"...

Looser...



3 comentarios:

Tomás Münzer dijo...

Lo sabía, siempre lo supe, sos una rata, y encima no domina su blog, peor que yo... ptsss

Carolina dijo...

Jajaja!! No lo hacía de rata... el dinero que me daban mis viejos lo utilizaba para comprar cigarrillos...

Y, no, che... No puedo dominar mi blog, jajaa. Intenté modificar mi entrada anterior, pero no pude...

Tomás Münzer dijo...

son cosas que pasan, che