lunes, 13 de agosto de 2007

Torneo Apertura

Qué lindo verte contento Rober… Este inicio de torneo te encuentra renovado y lleno de ilusiones, nuevos equipos, jugadores que vienen, jugadores que se van… Me alegro por vos, realmente, ya no podía verte más con esa cara de carnero degollado los fines de semana, los domingos a la noche con esa carita de quien no encuentra rumbo, con esa sensación como del nido vacío… Hundido en un zapping desesperado y desesperanzado con la mirada perdida… imaginando que vas a poner un canal y vas a deleitarte con la frasecita “lo que viene, lo que viene, lo que viene…”. Espera inútil, nada de eso aparecía en la pantalla.

Viste qué comprensiva que soy?? Sí, se viene lo que pensás… el típico reclamo. Me gusta que tengamos una relación tan abierta al diálogo, que seamos tan compañeros, sepamos nuestras necesidades y las respetemos... y bla, bla, bla…

A vos te gusta el fútbol?? Ok, miramos partidos, te acompaño a la cancha. Recuerdo la primera vez que fuimos. Un domingo frío de invierno, esos días en los que el aire te va como cortando la cara, más o menos como hoy… Primero tomamos un colectivo, lleno de hichas que cantaban, saltaban… Vos contuviste tus ganas de sumarte a los cánticos en ese momento y yo disimulé mi cara de “qué ganas de estar en casa tomando mates con las chicas o en plaza francia comprando pavadas que no necesito y escuchando un clásico, ese señor que canta siempre Sabina, Aute y Silvio Rodríguez…” una joyita para evitar el bajón de domingo…

Llegamos a la cancha, bah, a la zona… Largos minutos de cola, después el control, bastante exagerado por cierto que arrojó como resultado un encendedor menos en mi economía… como si a mí se me fuera a ocurrir revoleárselo a alguien o andar quemando pelos por las tribunas…
Por suerte al ingresar a la zona popular se solucionó el temita del frío, sí, para pasar al problemita hacinamiento… Pero no me importó… yo me adapto a todas las situaciones, y no me quejo, eh! Hasta canté y todo, las letras son muy sentidas, mismísima emanación del corazón del hincha. Debo decirte que también son bastante predecibles y repetitivas, lo mismo que decís vos de las canciones de Alejandro Sanz, viste?? Sólo que sin la gente que salta, te pisa y empuja… y escupe…

Esperé ansiosa que llegaran esos 15 minutos de entretiempo para poder sentarme y descansar también. Pero no pude. No, no. Se ve que estuve medio lenteja a la hora de dejarme caer cual bolsa de papas a los confortables asientos de cemento, y quedé haciendo malabares y equilibrio… Por suerte pude fumar, conseguí que un muchachito de al lado me convidara fuego, se ve que sólo a mí me secuestraron el encendedor… y eso que lo tenía bien escondido dentro de la zapatilla…

Y después el final de esta linda travesía. Luego de transitar por una catarata de… puaj! No me quiero ni acordar… y la eterna espera del medio de transporte, la llegada a mi, nunca tan confortable, hogar. Ah, y me olvido de algo, el combo también incluía ver el partido por tele, por supuesto. Ah, y todas las repeticiones.

Entonces digo, después de este sacrificio, de esta gran demostración de amor hacia tu persona, te parece tan terrible acompañarme un día a pasear al shopping????

14 comentarios:

Tomás Münzer dijo...

Ah no, pero pasear en el shopping con una mujer es infinitamente peor, máxime si es con suficiente dinero.

P.D.: frío que te corta la cara, como ayer, ayer estuvo hermoso el día, dónde vivís, en la Antártida???

P.D.2: en serio le gustó la entrevista a Ernesto???

Carolina dijo...

Creo que peor para un hombre es ir a una feria hippie, o al Tigre...
Respuesta a PD: jajajaja! sepa comprender mi acotado intelecto, jajaja!! Esto lo escribí la semana pasada, olvidé publicarlo y cuando lo vi ayer, olvidé chequearlo...
Donde dice ayer, léase viernes 10 de agosto.

Respuesta a PD 2: no se haga el humilde... Verdaderamente me encantó.

Tomás Münzer dijo...

Bueno, gracias, pensé que era un poco elitista por el tema filosófico pero tuvo éxito, yo me sorprendí de verdad. Y vio qué bien lo mío, ahí PRI, siempre al pie del cañón, qué mérito. La veremos simpsonizada o tien miedo de que la miremos en demasía???

Aldana dijo...

Mi querida Carolina: Si con un pucherito conseguís que Rober te acompañe al shopping andá preparada para la cara de c... que ostentará, los comentarios sobre tus gastos que emitirá y sobre todo sus largas paradas frente a las casas de deportes y/o electrodomésticos.
¡Suerte!

Tomás Münzer dijo...

Ah, perom para que gasten no hace faltan llevarlas a un shopping, basta con dejar plata en el mueble o en el cajón y listo, al volver la plata desapareció...

Pablo Zapata dijo...

Hacer shopping con mujeres significa para en cuanta cosa tenga una puerta!!! (iida y vuelta),prefiero ponerme a leer un libro (y eso que no me gusta leer)

Saludos.

Pd. de que cuadro es el susodicho?

juano dijo...

el otro dia en el colectivo me pusieron una pelicula malisima donde unos recien casados se peleean por algo parecido,,,,por suerte mi vieja termino antes que la pelicula y pude zafar de seguir viendola......



postdata: la docena de empanadas esta a mas de 4 pesos! y ahora no me pidas nada que todavia estoy viendo como pago el alquiler!

jaj.

adios

Carolina dijo...

Tomás: pronto se vendrá mi versión simpsonizada!!!!

Aldana: Juaaaa!!! Es cierto!!!!

Tomás: a mí nunca me dejaron plata en el mueble o en el cajón... habré revisado bien?????

Pablo: Estos Robertos son de diversos cuadros... Es una galería de arte... Ok, malísimo mi chiste, perdón, me voy a encerrar al baño...

Juano: cuando volvía de mis vacaciones de verano desde Humahuaca pasaron como 6 o 7 películas!!!!! Y todas de piñas!!!! Re contra malísimas!!!!!!

Su vieja o su viaje terminó?? No haga que lo analice...

Y otra cosa más... me está debiendo las empanadas y el pimentón.

Tomás Münzer dijo...

Y qué, una vez viajaba en micro y me pasarom, esto es posta, "Máxima velocidad 1", es como que vayan en avión y te pasen "Viven"

Llanura Pampeana dijo...

¡Bien vale un rato de shopping eso!

Lindo blog. Saludos!



Si pasas por la llanura, te invitamos a bailar tango.

Anita dijo...

Carolina, muy bueno este post...pregunto lo mismo: es tan terrible acompañarme al shopping???

La verdad me sacaste una sonrisa, hoy no estoy muy bien anímicamente.
Saludos

Carolina dijo...

Tomás: También puede suceder que al prender la tele en un hotel estén pasando El resplendor...

Llanura: chas gracias!

Anita: Después te devuelvo la sonrisa... arriba ese ánimo!!

Gustavo dijo...

Parece mentira que yo tenga su misma visión del fútbol.
Eso sí, con el shopping discrepamos: acompañar a mi mujer ahí es insalubre; y encima me cuesta plata: ni punto de comparación.
Hay sí una diferencia con el estadio; en el shopping no la escupen.

Carolina dijo...

Lo que más me gusta es ir a cuanta feria cruce, eso no es muy festejado...
Y es Tigre sería la Meca...

Y tampoco te escupen!!