jueves, 30 de agosto de 2007

A otra cosa mariposa

Basta de mentiras!!!! Por favor!!!

La Pampa finalmente no tiene el ombú... sí tiene el caldén, pero no el ombú, así que no confundan más a la pobre gente, ok???

Y basta con la bendita tormenta de Santa Rosa!! Ya ni siquiera existe... se demostró que es un mito, frente a lo cual yo reflexiono... hacía falta algún tipo de demostración??? Yo me di cuenta solita hace un montón de años... de cualquier lluvia que se presentara entre el 31 de Julio y el 30 de Julio del año siguiente hacían una tormenta de Santa Rosa, adelantada o atrasada, según el caso, así cualquiera...
Bueh, parece que ahora es posta, la tormenta no-existe, es de mentirita, sólo se presentó el 12% de las veces.
Punto y final.
Cambio y fuera.

Sorry amigos pampeanos, pero es la verdad... ni ombú, ni tormenta.

13 comentarios:

Tomás Münzer dijo...

Qué mala, no le arruine esa emoción a los niños, que todavía no saben que son sus padres... mintiéndoles.

Tomás Münzer dijo...

Ah, qué seguidilla, eh?

Carolina dijo...

Usted de qué está hablando????
Los pampeanos no saben aún que el ombú es el padre disfrazado???
Y que la tormenta es en verdad la madre soplando fuerte????

Tomás Münzer dijo...

No, no lo saben...

Vill Gates dijo...

Carolina, gracias por tu comentario en mi blog. Me impresiona el entusiasmo de la gente, parece que estuvieran hablando de lo que hace otro tipo y no yo. Gracias otra vez.

Lo del ombú es una figura poética y lo de la tormenta es por el cambio climático que se produce aproximadamente cerca de esa fecha.
Se te puede perdonar el exceso de racionalismo pero.
Se puede perdonar no entender la poesía?

Besos (che, esto es en broma eh? no se me vaya a enojar)

Carolina dijo...

Tomás: pobrecitos... Diga que estamos nosotros para anoticiar a la gente de estas cosas...

Vill: ya estoy mandando unos patovicas a golpearlo repetidas veces en todo su cuerpo... o no, mejor voy yo... nada de tercerizar estos trabajitos...

Un gusto tenerlo por acá! Y leerlo por allá...

Tomás Münzer dijo...

Jaja, ya anduvo Vill molestando por acá, cómo le gusta provocar a ese muchacho, y bueno, es abogado. Si quiere yo lo golpeo por usted. Jajaja, gracias, también, por sus halagos hacia mí en mi blog. Aguante el racionalismo y la no terciarización de las cosas (lo mío de pegarle a Vill sería un favor y un gusto).

Loser dijo...

y los reyes magos existen? y papá noel?

Y el granizo? y la nieve?

todo es mentira??

ni ombú?

y el tsunamí es cierto?

Me quiero matar... pensar que de chico le ponía agüita y pastito para los camellos de los reyes, o sea, que mi niñez ha sido una mentira incluyendo a santa rosa, que en paz descanse, mi tía se llama rosa y mi madre siempre decía "aay, es una santa, rosa"

Tampoco existía?? diosss!!!!

dios tampoco existe??
los pampeanos tampoco existen?
Yo tampoco existo?
Creo que voy a vomitar... chau

Noa dijo...

Voy a exigirle a la iglesia católica entonces que me devuelva mi dinero el de las roscas que me vendieron en una iglesia.

Carolina dijo...

Tomás: avise cuando quiera y vamos a darle para que tenga, guarde y reparta a ese Vill...

Loser: jajaja, es de los cree en los vómitos???? Buajajajaja!!!
Loser...
Loser...

Mmmm, me parece que usted tampoco existe... Fíjese si el DNI se le empezó a borrar...

Carolina dijo...

Noa: la famosa mafia de las roscas...
No se puede confiar en nada, ni nadie... No creas en nada...

Uhh, me sentí Majul por unos renglones...

Flora Dido dijo...

uhh que feo lo de majul...

probablemente, ahora le echen la culpa al calentamiento global, que se llevó a la tormenta de santa rosa

Carolina dijo...

Jajajaj, es cierto!!!!!

Y, sí, se sintió raro lo de Majul... bahh, feo...