martes, 2 de octubre de 2007

Salpicón de cosas

El olor a queso rallado me da mucho, mucho asco. Lo raro es que el queso me gusta, pero su aroma se ve que despierta, si tenemos en cuenta eso de la conexión entre los aromas y los recuerdos, algo verdaderamente feo de mi historia...

Esta repulsión que me provoca es aún más extrema cuando mis pobres fosas nasales deben soportarlo a las nueve de la mañana.

No sé a qué carajo se dedican los vecinos de mi oficina... o si morfan a lo loco todo el día. Esto me recuerda a la facu cuando cursé el primer año a la mañana; qué asco por el amor de dios, Alá, Mahoma y la montaña me da el olor a sopa de verduras cuando aún es hora para cafe con leche...
Me imagino una olla gigante repleta de caldo, verduras flotando, puajjjjj!!!!!!!!!

La comida en cantidad me da cosa... Y eso que no soy una mina asquerosa, yo te como un pancho y / o hamburguesa en cualquier medio de transporte. Recuerdo en un viaje a La Plata, saliendo de Constitución en el tren, me comí un pancho (bromatología??? Ausenteeeee!!!) + mandarinas + Don Satur + churros (a razón de 10 unidades por un pesito, imaginen de qué estarían hechos...).

Lo que rescato de esto es que ante todo viví para contarlo. Pero además da cuenta de un estómago de acero y una capacidad de imaginación nula, imaginación que involucra pensar en la procedencia de los ingredientes y mano de obra, claro está.

Ahora la olla grande... no. Y no importa lo que tenga dentro, puede ser guiso, puchero, puré, paella, palmitos con salsa golf... da igual.
Uh, palmitos... qué ricos y caros los palmitos!!! Los alcauciles!!!! Las cerezas!!!! Deben estar a un riñón el kilo...
Y la papa!!!!!!!!!!!! Ahora sí puedo entender cuando te dicen "qué cara está la papa...", haciendo alusión a una cara de pocos amigos; antes no entendía ese dicho, no tenía ningún tipo de lógica cuando podías conseguir al mencionado tubérculo, cruza hoy en día con diamante, a un peso los tres kilos...

Creo que me fui de tema... O no tenía tema...



17 comentarios:

Ðąи dijo...

El tema de la comida es complicado.
A mi el olor a queso rallado me gusta pero, al contrario de vos, el queso no me gusta... Al menos que sea en pasta o en pizza.. Pero nada más.

Raro, ¿no?. Los palmitos tampoco.. Unas buenas papas, un buen puré.. Hay, me da hambre y son las 6:30 de la tarde :S. Qué gorda..

En fin, con o sin tema, ¿qué importa?, es comida.

Tomás Münzer dijo...

jaja, qué divague, cualquiera. Igual sí, las verduras flotando son un asco, y en La Plata todo está barato porque es mi ciudad, y nadie se muere porque, porque, tenemos suerte. Saludos, ese desconocido me birló el pri, che.

Carolina dijo...

Dan: qué bueno verla por acá otra vez! Brindemos con una empanadas criollas!!!

Tomás: está lenteja che... Tal vez nos cruzamos por LP alguna vez... Usted está siempre vestido así??? Cómo en la fotito????

Tomás Münzer dijo...

Jajaja, no, no, el sombrero no lo uso más...

juano dijo...

aprovecha ahora que es facil hacer pri en mi blog, por que cuando sea famaoso uffff! no sabes! como mil comentarios voy a tener masomenos!

(?)

Carolina dijo...

Tomás: Parece una sota...

Juano: qué pasó?? El príncipe volvió a sapo?????
Espero que se acuerde de esta humilde comentarista cuando sea famoso..

Tomás Münzer dijo...

Sí, pero en persona soy más lindo... :P

Carolina dijo...

Mmmm, qué sugerente... jajaja!!

Natu dijo...

A mi tampoco me gusta el olor del queso rallado...vaa.no me gusta el queso!!!
Y sii...las verduras dando vueltas adentro de la olla...dan un poco de cosita...mejor sopa preparada!
Saludos.

Brujofer dijo...

Creo que antes de scribir este post, más que comerlos te los fumaste a los churros.

Carolina dijo...

Natu: un buen asado y a la mier.. Ahí sí que la cantidad no me afecta, con papas, cebolla, tomate, lechuga... mmm, dios, qué hambre!!!!

Brujofer: lo dirá por lo poco coherente del post o por el hambre que genera????

Tomás Münzer dijo...

Sí, sí, se nos dio, Caro nos invitó a comer un asado, yo llevo un vino...

Ana dijo...

3 cosas:

1)Tus vecinos de oficina son unos pata sucia

2)En los bondis está bueno comer de McDonalds. Podés chorrearte adentro de la bolsita

3)Los palmitos son orgásmicos. Están avisados.

Y vos TM, callate, dejá de censurar los divagues ajenos

Carolina dijo...

Tomás: no sea rata... un vino????? UN vino???????

Ana: No me deja volar este Tomás...
1)jajajaja!!
2)En todos lados podría comer de McDonalds!! Igual me gusta más el Burger
3)Epa, epa, esa no la sabía... Pero, usted qué hace con los palmitos?? Se lo come, o... bueh, mejor no pregunto.

Tomás Münzer dijo...

Jajaja, bueno, llevo dos, igual yo llevo de los buenos, menos de 15 no me gasto en uno...

Colores dijo...

jajaja!!! sí, yo también comí alguna vez panchos en Constitución!! pero qué assssco!!! Comí hasta que una vez vi cómo se le cayeron todas las salchichas al suelo a un vendedor ambulante y el señor las JUNTÓ DEL PISO Y LAS VOLVIÓ A METER EN EL PANCHERO!!!! puajjjjjj casi me muero!
Una cosa que me da mucho asco es el olor a pizza de la de Constitución también con eese olor a aceite barato recontra frito miles de veces y el olor de la gente que no conoce el jabón, por Dios!!
Bueno, un beso y hasta pronto!!! Me gusta tu blog!

Carolina dijo...

Gracias Colores!! Bienvenida!!!!!