viernes, 16 de enero de 2015

Saludame y decime Sole


Evidentemente tengo cara saludable, no me refiero a sana sino a pasible de ser saludada (paaa, te metí la palabra pasible... qué nivel).
Ayer me encontré en el chino a un paseador de perros que cruzo todos los días en mi camino al trabajo. No sé cuándo fue que empezamos a saludarnos en las veredas, primero un movimiento leve de cabeza, luego una mínima murmurada, finalmente un blanqueado "hola!!".

Ya había tenido un paseador de perros con quien nos saludábamos, el flaco era muy groso, paseaba como 15 perros y mientras caminaba iba leyendo el diario con todos los canes atados a la cintura. Buena onda hasta que un día me paró y me pidió el número de teléfono, le dije que no se lo daba y no me saludó nunca más... Pero es así posta, lo cruzaba en vereda y el saludo bien gracias, nada.

Volvamos al paseador II en la fiambrería del chino.

Paseador II: yo a vos te conozco de otro lado
Yo: claro (le hice gesto de agarrar la correa de los perros)
Paseador II: no, de antes
Yo: ... (qué sé yo!)
Paseador II: vos vivías en Arenales?
Yo: mmmm, no, una amiga. Yo vivía en Bustamante
Paseador II: me acuerdo de verte en Arenales y Bustamante, mi hermano cuidaba coches ahí

Palabra va, palabra viene. Yo no lo conocía de ahí, pero bueno, él me lo decía tan convencido que me dio cosa decirle lo contrario. Así que fingí conocerlo.

Cuando se fue y quedé pidiendo mis 100 gramos de queso el no chino del chino se mataba de la risa. Ah, mis chinos son re simpáticos.

Cada día cuando voy llegando a la oficina ya traigo como 2 cuadras de saludos con encargados de edificios, gente del kiosco, el de seguridad de la farmacia, mis bolivianas de las verduras y la parejita que lava autos todo el día. Con el mozo de la otra cuadra hacemos saludos de mano, es como un choque los 5 más apretón de manos. No sé por qué... quién arrancó con esa tradición????

Los de seguridad del Banco Nación cuando llego me dan un beso. No sé cuándo fue que empezamos con el temita del saludo con beso... seguramente en alguna fecha cercana a navidad o año nuevo de hace como 3 años.
Los de seguridad del edificio de a la vueta me saludan desde la pecera. La cosa empezó así, yo antes llegaba al trabajo desde ese lado cuando me bajaba del 118, saludaba a los encargados que estaban barriendo y sumé al de seguridad. Como está en una pecera medio polarizada no se ve bien para adentro, yo saludaba cada día, pero no siempre estaba el mismo. Debo haber quedado como la más simpática del condado. Lo raro es que la semana pasada el de la tarde me dice "Chau Sole!". Cómo carancho sabe mi nombre??????

Y la cara saludable no funciona sólo con los hombres, también las mujeres me ven cara simpática. Hay una rubia con voz chillona que veo casi todos los días, no sé a dónde va o de dónde viene ni qué hace, se la ve como haciendo trámites todo el tiempo... ella me dice "hola chica!", y me da un beso, claro.
La oficina está cerca de nuestro principal cliente así que voy casi todos los días. Muchas chicas me dicen "hola Sole!!!" con expresión de alegría y todo, como si fuesen amigas de toda la vida, como si hubiesemos tomado mates el día anterior, y yo no tengo la más puta idea quiénes son... ni cómo carajo saben mi nombre...

Y después dicen que acá en Capital nadie saluda a nadie.

2 comentarios:

Ph dijo...

Holii! Jajajaja, la reina de los saludos. Me reí mucho, parece escena de película :) Un beso, te sigo!

desencontrada dijo...

Ahhh pero vos debes ser pura simpatía che... yo re mala onda, no saludo a nadie. Y mi hijo anda por ahi saludando a todo el barrio y haciendose amigo de todos y me obliga a hacerme la simpáaaaticaaaaa :/

Jajajaa

Besos!