viernes, 7 de octubre de 2011

Prohibido cansarse


Los hombres no pueden cansarse.
Tienen prohido sentarse en un colectivo aunque hayan tenido un día agotador.

Esto al menos pensó la señora mayor en el colectivo. Por favor noten mi gesto amigable al no llamarla vieja de mierda, es todo un avance. Se ve que estoy madurando.

Les haría un dibujo del colectivo pero no sé hacerlo... voy a tratar de describirlo. Estaban todos los asientos ocupados, subí y me fui hacia la segunda mitad del colectivo, donde arrancan los asientos de dos.
Las dos personas que estaban frente a mí se levantan para bajar, pasa un nene a sentarse contra la ventanilla y la mujer que está bajando le ofrece el asiento a una señora rellenita con una bolsa gigante que estaba al lado mío. Ella, muy respetuosa le dice, "no, está ella primero ahí", pero como a mí me daba igual y además se la veía incómoda con semejante bolso le dije que se sentara ella.
Entonces están, contra la ventanilla el nene de unos 8 años, en el pasillo la señora rellenita con su mega bolsa. El papá del niño en cuestión le pide entonces a la mujer si lo deja pasar para poder sentarse él y hacer upa al nene. Hasta ahí todo bien, apretujados (ya que la señora era rellenita y con bolsón) pero bien. En eso, la vieja de atrás (le digo vieja porque si no tengo que estar distinguiendo a cada rato entre la señora rellenita de kilos y la señora rellenita de años), con tono de vieja chota, de vecina metida y metepúas, "disculpe señora, quiere que le de mi asiento? porque veo que ahora está incómoda...".
Si en este mundo existiese la verdadera libertad de expresión le hubiese dicho un montón de cosas a la señora rellenita de años. Pero si le llegás a decir a una vieja que no se meta, que no sea busca mierda, te linchan en medio del bondi, porque aunque tengas razón queda feo decirle verdades a una vieja impune.

Además siguió diciendo por lo bajo, pero bastante clarito como para que lo escuche el hombre, que ya no había caballeros.

Pará, pará, pará!!!! El hombre no puede sentarse entonces??? Estás todo el día con tu hijo en el parque (venían con una bolsa con pelota y coca cola), subís cansado pero no te podés relajar??? Qué culpa tiene el hombre si la mina sube con un bolso grande? El le hace upa a su hijo y no ocupa más de un asiento, por qué debería molestarle a la señora que está sentada al lado si no le invade su espacio?? Y ojo, a la mina no le jodía en lo más mínimo, de hecho le dijo a la vieja que estaba bien ahí, que no estaba incómoda.

Así que si sos hombre y leés esto ya lo sabés, no tenés permitido sentarte.


3 comentarios:

Samain dijo...

No sé si alguna vez leiste a Podeti, pero te paso un fragmento de un manual de urbanidad:

"¿QUÉ PERSONAS DEBEN SER CONSIDERADAS CANDIDATAS AL CEDIMIENTO DE NUESTRO ASIENTO?

Mujeres embarazadas, niños menores de cinco años, personas con niños en brazos, ancianos, gente con problemas físicos, personas muy muy obesas, gente que lleva paquetes pesados, gente muy muy cansada, personas con ancianos en brazos, ancianos que llevan paquetes, niños muy muy obesos, gente ligeramente mayor que uno en general, etc. En resumen, todo el mundo menos usted, despreciable criatura. "

Es un genio.
Besos!

Vivi dijo...

que vieja chota!
digo...que señora mayor chota!

Un Simple Blog dijo...

Paso por acá para avisar que arranqué con un nuevo blog, si tenés ganas, date una vuelta:

http://vomitandoparrafos.blogspot.com/

Gracias!