lunes, 14 de marzo de 2011

Vacaciones. Día 4 más tarde y día 5


Salimos temprano de Punta del Diablo con el destino en GPS al Chuy, ciudad fronteriza.
Quilombo de gente. Una avenida con boulevard separa los dos países, podés comprarte zapatillas en el free shop uruguayo y remeras Hering enfrente.


Los controles son nulos, podría haber ingresado con tres delfines en el baúl y volver con cuatro pandas que nadie mira nada.
Interesante no hay nada, la verdad. No hay tanta diferencia de precios si tenemos en cuenta las compras que se pueden hacer con los beneficios que otorgan los bancos o con las compras con descuentos por internet.

A colación de esto les digo que sé que prontamente tendré que hacerme ver por ese temita, no puedo no comprar, y encima arrastro a más gente a hacer lo mismo. Digamos que soy la manzana podrida del cajón.

Volvamos a Uruguay. Del Chuy nos fuimos a Valizas. Nos habían dicho que estaba muy bueno para hacer desde ahí la visita a Cabo Polonio, pueblito hermoso según contaron.
Llegamos a eso de las 14 hs, a las 14:30 hs ya estábamos otra vez en la ruta con nuevo destino, La Paloma.
No encontramos alojamiento en Valizas, lo que había era un tanto desprolijo, por decir de alguna manera. Yo prefiero dormir en carpa antes que en cualquier lado, tengo un serio problema con las almohadas y colchones, me dan asco si el lugar pinta medio sucio; pero asco de no poder dormir. Recuerdo una vez que con Rober nos quedamos a dormir en la casa de un amigo y tuve que forrar la cama con la ropa nuestra...

Yo prefiero la carpa a dormir con ácaros de dudoso pasado, Rober prefiere seguir viaje y encontrar un hotel, o hostel o al menos una cama digna. Así fue como seguimos directo a La Paloma.


Día 5


Recomendación: si vas a una playa que sabés no es virgen (o sea, ya está bastante pisadita) y no hay gente es porque no es ahí donde tenías que ir. Esa no ha de ser la playa linda.
Si van a La Paloma visiten el faro sólo para sacarse la foto, no tomen sol en esas playas aunque sean las más cercanas... los caracolitos, piedritas y conchilla les darán una linda paliza cuando se encuentran con el viento. Ojo.

Lo feo que es que te recomienden esto cuando ya estás de regreso. Es como esos que te dicen que tu novio era terrible hijo de puta después de cortar... amigo es el que te lo advierte cuando estás en el baile...

Mala gente!



2 comentarios:

Gastón dijo...

Y pese a las camas sin dormir, y las arenas sin tocar... Allá vamos, vacaciones!!!!
(pero no sé si volveremos, jejeje)

Petardo Contreras dijo...

Yo todavía me las tengo que tomar, maldición!!
Ud no se queje!!