miércoles, 11 de noviembre de 2009

Ella y él... y los vecinos


Ella: hola amor!!! (Beso) Traje helado para esta noche! Medio kilo para cada uno elegí (beso)

El: mmm, qué rico!! (abrazo con toque de muslos) De qué me trajiste? (acercamiento a lo Pablo Echarri con esa respiración fuerte)

Ella: dulce de leche con almendras bañadas... (beso más mordisco)

El: mmmmm... vos querés que te de dulce de leche con almendras? (con esa voz que hace que cualquier frase se vuelva sexual rozando lo obsceno)

Ella: sí, quiero dulce de leche... (él va hacia la computadora) Ah, bolu, no sabés lo que me pasó hoy! Iba a ir al gimnasio y... (bla, bla, bla, siguen con una conversación cualquiera, se acaba la conversación porno)


Timbre.



Ella: hola??

Encargado: eh, hola! Ehh, sí, mirá, tenés mal colgado el tubo del portero y se escucha todo de acá abajo...



Qué vergüenza, por dios!!!

No sabemos si nos reconocieron por las voces o por el contenido de la conversación... siempre jodemos hablando de esa manera. Encima yo tengo el volumen de mi voz muy elevado.


6 comentarios:

Julián dijo...

Y el encargado qué escucha?! Se podría hacer el boludo.

Es un chusma.

Gustavo Lanfredi dijo...

A vos no te pasa como a mi señora, que siempre le gusta el helado que yo pido, y no el que ella pide? Bueno, pasa con casi todo lo que pido... Jeje... Saludos

Carolina dijo...

Julián: el encargado y todos los viejos que estaban abajo son unos chusmas!

Gustavo: mi muchacho pide banana split y ya no me dan ganas de comer nada suyo...

Madie dijo...

Jaja, buenísimo! Esas son las situaciones cotidianas que la hacen a una feliz :P

Vivi dijo...

jajaja
què momento eh!
menos mal que no fue taan subido de tono el diàlogo...

Carolina dijo...

Madie: sí!! Tal cual!

Vivi: fue bastante subido de tono... esta es la versión light, digamos... Y sí, qué momento!!