martes, 24 de julio de 2007

TEG del amor (mmmmmm)...

Ok, como soy una Carolina responsable, que se implica y, sobre todo, muy analizada, debo decirte, Roberto de mi corazón, que tú no eres el culpable de todos los males de este mundo, ni siquiera de los aquejan mi inquieta alma…

“Hazte la fama…” y, sí, yo me eché a dormir. O mejor dicho me eché a ver tele al lado tuyo, específicamente un partido de fútbol. Llamémosle estrategia femenina, o torpeza.
Recuerdo que en las primeras salidas, odio la palabra “citas”, me suenan más a visita a un abogado o a un podólogo por un problema de juanetes que a un momento agradable, en el mejor de los casos, con un fulano.

Bueno, como te decía, en las primeras salidas yo no fui del todo sincera… Yo quería caerte bien, sabemos que son situaciones un tanto estresantes… querés estar impecable sin parecer una obsesiva; linda sin que parezca que estuviste tres horas para elegir la ropa junto a dos amigas que se ofrecieron a ir a tu casa y vieron el desfile de todos los modelitos disponibles, ni muy mojigata, ni muy sexy, no vaya a ser cosa que se te note el cartel de libre y el moño de regalo; querés además decir cosas inteligentes y divertidas, te vas adelantando a la conversación, sin dejar de prestar atención y hacés una selección de chistes y anécdotas, una persona que cuenta malas anécdotas no es digna de ver una segunda vez, eso está claro para todos, no?

Entonces hablás, escuchás, te reís, siempre estando atenta al frizz de tu pelo, a la remerita que no debe subirse por acá ni bajarse donde no corresponda, al orégano, si el menú es pizza, que tiene la maldita tendencia a acomodarse entre el incisivo y el canino superiores, si comés ensalada ya sabemos donde queda la lechuguita, ajo, ni hablar!

Y entonces, entre charla y charla, ya no sabemos cómo, surge más o menos esta conversación:

Roberto: y el domingo pasado fui a la cancha con Rafa, ese amigo que te conté, un bajón… nos empataron en el descuento… No sabés lo que era eso! Toda la gente re caliente y a las puteadas… Uh, bueno, capaz que no te gusta el fútbol…

Carolina: fútbol?? Me gusta, me gusta… Sí, miro a veces…

Roberto: en serio?? Qué raro una mina que le guste el fútbol! Buenísimo!!! Pero fuiste alguna vez a la cancha??

Carolina: no, no. Pero debe estar bueno seguro.

Roberto: sí!! Si querés un día te llevo, dale?


Error Carolina. No aprendés más.
Miro a veces fútbol, sí, cuando estoy haciendo zapping e inevitablemente paso por canales donde hay algún partido. Y seguro debe estar bueno ir a la cancha… para vos.
No te mentí Roberto, tal vez oculté parte de la información, o no completé las frases, que no es lo mismo…

Pero como te dije al principio, me hago cargo, esto me lo busqué yo solita… y debo confesar que no es la primera vez que me pasa, atesoro en el arcón de los recuerdos y en mi placard una remera de Boca, guantes de River, bufanda de Huracán, collarcito de Independiente, peluche de Estudiantes y llaveros de no sé qué equipos…


9 comentarios:

Mad Bunny dijo...

xD

Te entiendo. Te entiendo. Bueno, entiendo todo menos el título.

A todo esto. ¿Roberto no se dió cuenta de la mentira cuando le hablaste de la 'Brujita Ortega'?

Carolina dijo...

Se hizo el que no escuchó en ese momento... pura estrategia la suya también...
Ok, me hago la que no me doy cuenta y te libero Sumatra ahora, pero enseguida vuelvo de mi conquista americana y ahí se arma!!

Comprende el título????

Tomás Münzer dijo...

Jaja, al final, la única mujer que mira fútbol es mi novia. Yo era Queti, decidí ser, para siempre, Tomás Münzer, tengo perfil y todo.

Conclusión: las mujeres son de tantos equipos d efútbol como novias hayan tenido?

Tomás Münzer dijo...

pero al final no me respondió si le pegué en la conclusion, salvo las excepciones de ud y mi novia.

Carolina dijo...

Oh, Tomás "ex Queti" Münzer...
A ver, "las mujeres son de tantos equipos de fútbol como novias hayan tendido"... No será como novios hayan tenido??? O usted se refiere sólo a mujeres con novias mujeres?????
De ser la combinación número uno (nene-nena) estoy totalmente de acuerdo. Esas chirusas (o chiruzas) cambian de equipo conforme al novio del día...

Qué vergüenza, mi dios!!!

Tomás Münzer dijo...

Era eso sí, y segundo "amo a pelufo, sí lo sé, soy una asquerosa", excelente, genial, jaja

NUEVO POST!

pELo dijo...

mujeres y fútbol......universos demasiado distantes

pelonda.blogspot.com

más diálogos!!! (están perfectos)
aprendoleyendobuenaletra

Carolina dijo...

Tomás: ahí fue el nuevo post!! Esperaba que alguien me lo pidiera a gritos!!!

Pelo: muchas gracias! ya pondré más diálogos... hasta la novela "De Robertos y Carolinas" no paro!!!!!!

Tomás Münzer dijo...

yo hablaba de mi blog, igual. Así que sería Castrelli? Vos estás loca, más que yo, jaja, por eso me caés bien.