viernes, 1 de octubre de 2010

Suerte

Recuerdo que cuando estudiante (ahora ya una profesional consagrada, abandónica y con el título dios vaya a saber dónde) me molestaba mucho que el común de la gente con tono misterioso, como si lo que fuera a revelar fuera importante, me dijera. "ayyyy, estudiás psicología!!! Soñé con un conejo anoche que era rayado y tenía la cara de mi papá... qué significa????".
Ahí, luego de un revoleo de ojos, un revoltijo de estómago y un par de muecas que denotaban mi estado de desequilibrio ante semejante estupidez, respondía:
"Sabés qué pasa, en la facultad no nos dan un librito donde dice cada cosa que puedas soñar con su respectivo significado..."
Sintiendo como si Freud estuviera acunándome con una mirada cargada de orgullo, arremetía, "tiene que ver con muchas cosas, no es algo suelto... hay un contexto, una construcción que hacer."

Siempre fue algo que me molestó terriblemente el que nos trataran como si tuviéramos un lector bajo la epidermis (se me ocurrieron lugares del cuerpo mucho menos elegantes...) que nos permitiera traducir símbolos oníricos en cosas concretas. O mismo el don de la adivinación.

Pero pasado el tiempo me doy cuenta de que hubiera sido mucho más divertido en vez de invertir tiempo y saliva en esta explicación, explayarme en una linda interpretación de los sueños express. Entonces ante esa revelación podría haber respondido, "uff, mmm, jodido... mmmm, yo lo que veo ahí es, claramente, un edipo no resuelto*, tu viejo representa ese conejo, y qué animal uno asocia más con el acto sexual que el conejo? eh? Ninguno. Y vos tenés remeras rayadas, no? Bueh, ahí está. Hacete ver".

Fuerte, muy fuerte. Pero efectivo. Al menos esa persona nunca más va a preguntarte nada, es más, tal vez tengas suerte de verla nunca más.

Siguiendo con los sueños que, evidentemente, aquí no se hacen realidad...
El miércoles por la tarde me enteré de la muerte de un señor al cual le pagaba el alquiler de la oficina cada mes. Por la noche (mi inconsciente es a veces bastante claro) soñe que Don Sotto me hablaba. No hace falta explicar demasiado que muchas personas, incluida mi madre, me dijeron que le jugara al 48, "il morto qui parla".
Qué tal si este buen hombre me estaba dando una señal? Fui a la vuelta del laburo ayer por la tarde a jugarle al número en cuestión.

Hay tantas opciones para sorteos como números, sépanlo. Hoy resulta que absolutamente todos saben que cuando le jugás a un número hay que jugarle hasta en el sorteo de Mercurio de las 3 de la mañana. Yo no lo sabía. Le jugué a la vespertina nacional y provincia; a la cabeza, según supe después. Salió tercero y noveno en la provincial de la vespertina. A la cabeza en la nocturna.

Hoy pienso cuán útil hubiera sido que en la facultad efectivamente entregaran un manual para interpretar sueños. Cuán útil hubiera sido que Don Sotto directamente me dijera cuándo jugar. Cuán útil hubiera sido que todos contaran lo que saben de quiniela en vez de guardárselo como un tesoro.

Cómo no supe interpretarlo????? El viejo Sotto estaba bronceado al máximo en mi sueño, como una pasa de uva, pasa de uva negra, color negro, negro, negro, noche. Me caigo y me levanto.



*Siempre utilizar el término edipo, y si es no resuelto, mejor aún. Hacer muchas muecas con la boca de lado a lado, abrir y entrecerrar ojos en señal de búsqueda de archivo mental.

6 comentarios:

SOL dijo...

Acá tenes el diccionario de interpretación de sueños que tanto querías: http://www.portalcoquimbo.cl/descargas/Suenos.pdf
Internet da para todo!!! jajajajaja

El MeLLi dijo...

Es al pedo el psicólog, porque está claro que la culpa siempre es de los padres.

Pau dijo...

Ay, ves? Eso es lo que pasa... Vos no compartías tus conocimientos de psicología con la gente que necesitaba que le interpretes los sueños y la gente no compartía con vos sus conocimientos de Quiniela.

Todo vuelve, Caro, todo vuelve! :P

Un Simple Blog dijo...

A todo nos pasa con nuestras profesiones...yo soy Contador y siempre vienen consultas sobr eimpuestso...al médico seguro le consultan sobre algún dolor...son cosas inevitables.

Carolina dijo...

Sol: ay, ay, ay!!! haberlo sabido antes...

Melli: sobre todo de la madre.

Pau: tenés razón Pau!!!! Voy a empezar a compartir, a ver si me gano unos pesitos...

Simple Blog: el tema es que a los psicólogos le atribuyen dones de otras ocupaciones. Pero es cierto, la gente no se contiene! Donde haya un doctor en una reunión siempre alguien tendrá un dolor y una consulta que hacer.

Marcito dijo...

Jaja! hoy me desperté pensando que m@#$%a significaria todo lo que estuve soñando en la semana... voy a echarle un vistazo a ese diccionario que te recomendaron.
Por cierto, a mi tmb mientras estudiaba me decían "ay! a ver... poné voz de locutora"... es más, me lo siguen diciendo... Siguiendo los consejos de tu posteo, la proxima vez que me lo pidan; en vez de saltarles con el reiterado comentario de "esta voz que escuchas, ES MI VOZ (no me rompas las bolas)"... intentaré emular la voz de pito que más mejor me salga... en una de esas, da resultado ... ¿verdad?